¡Alerta! Lo que necesitamos son estadistas y valores, en cambio lo que tenemos son políticos egoístas y cinismo.

– Una total indiferencia se verificó ante los varios refugiados heridos por la policía macedonia en el lager de Idomeni, donde se encuentran atrapadas más de 12.000 personas (4.000 niños), ya que Austria ha pedido a Macedonia, Serbia, Croacia y Eslovenia cerrar el paso a los refugiados.

Ahora Austria ha informado al gobierno italiano que va a movilizar varios cientos de soldados a la frontera con Italia, para cerrar también esa ruta. El acuerdo totalmente ilegal con Turquía –que Angela Merkel promovió para calmar su creciente impopularidad en Alemania–, se lleva a cabo de una manera que ha obligado al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados y a  Médicos sin Fronteras, a negarse a participar en una operación brutal que viola la Carta de las Naciones Unidas y el Tratado Europeo, mediante un soborno de 6.000 millones de euros para el gobierno autocrático turco.

 

El lanzamiento de gas lacrimógeno y disparar con balas de goma en Idomeni, por supuesto que es aplaudido no solo por los crecientes partidos europeos de derecha radical , sino también por el ISIS, cuyo llamamiento a la dignidad y la libertad del mundo árabe crea una triste justificación, y es compatiblecon su estrategia de iniciar una guerra de religiones.
Lo que todo el mundo ha ignorado, es que la policía austriaca hizo una encuesta sobre los refugiados y descubrió que tenían un mejor nivel de educación que la población austríaca. Ahora, un grupo de expertos y académicos que supervisa la migración ha publicado un estudio (“Desembalar un escenario que cambia rápidamente”), que demuestra lo obvio:

 

El millón de personas que arriesgaron su vida para venir a Europa en 2015, son en gran medida de clase media, desplazados por los conflictos (provocados por Europa y los Estados Unidos). Dos tercios tienen educación superior o universidad. Los que tienen título universitario son un tercio de todos los refugiados. Dos tercios tenían un trabajo estable antes de salir de su país.

Merkel aceptó inicialmente los refugiados porque Alemania tiene una extrema necesidad de  trabajadores. Ella no preveía que los partidos de derecha radical podrían utilizar de manera efectiva el actual clima de incertidumbre y frustraciones de una gran parte de los europeos. Su reacción fue similar a todos los líderes europeos: quitar la bandera a esos partidos, utilizando la misma retórica. Ahora bien, en Alemania hay 2.000 incidentes raciales al mes, y la AfD (Alternative für Deutschland –  Alternativa para Alemania) el nuevo partido de extrema derecha, parece estar a punto de convertirse en el tercer partido alemán.siria refugiados

Ningún estadista está disponible. Ningún hombre de Estado correría el riesgo de  perder votos  educando a los electores sobre verdades impopulares como el simple hecho de que Europa no es viable sin una gran inmigración. Las estadísticas son claras y están disponibles.

Esta gran ola de refugiados (la mayor desde la Segunda Guerra Mundial), con una edad promedio de 23, años,  que es la misma edad de la mitad de los europeos. El 82% tiene menos de 34 años, y dos tercios tienen alto nivel de educación. La Comisión Europea, en 2015, hizo una proyección sobre el crecimiento secular de su población. Habrá un descenso ininterrumpido de puestos de trabajo entre 2010 y 2060.

La población en edad laboral (20-64 años),  está disminuyendo desde 2010, y para 2060 será de 50 millones menos: de 310 millones en 2010, a 260 millones en 2060, con una probable quiebra del sistema de pensiones. El empleo total (20-64) se reducirá de 210 millones en 2010 a 200 millones en 2060: ¿Quién va a reemplazar los 10 millones de puestos de trabajo necesarios para mantener a Europa en su fase actual de la competencia global (lejos de ser ideal). ¿Quién va a pagar las contribuciones de los jubilados?

Esta falta de puestos de trabajo y la probable quiebra de los sistemas de pensiones va a suceder en una población muy diferente, considerablemente mayor. Aunque necesitamos 2,1 hijos por pareja, para mantener la población estable,   bajará a 1,22. La edad media de maternidad, ahora   31,7 años, va a subir a 33 años en 2064  y el número de mujeres en edad fértil (entre 15 y 49 años) se reducirá en 4,3 millones. Por último, la esperanza de vida, que hoy en día es de 80 años para los hombres y 85,7 para la mujer, en 2064 será de 91 años para el hombre y 94,3 años para la mujer. Se estima que las personas mayores de 100 años serán de aproximadamente el 10% de la población.

Sería aconsejable que el lector revise de nuevo esas cifras proporcionadas el año pasado por la Comisión Europea, para así  comprender lo que significan: que el mundo que conocemos hoy en día, no existirá más. Estamos discutiendo si la edad de jubilación debería ser de 65 años, cuando los nacidos hoy en día tienen una expectativa de vida de 82 años… y de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), los que tienen ahora entre 18 y 25 años se jubilarán con una pensión media de 630 euros al mes, ya que muchos tendrán durante mucho tiempo empleos precarios, no serán capaces de pagarlas contribuciones, y mucho menos comprar una casa…

Otro informe de la OIT da cuenta de que hoy en día los padres y abuelos ofrecen una red de seguridad social, que alivia los dolores de desempleo. Pero esa generación, con una pensión digna, habrá desaparecido en tres décadas, y los que van a ser padres no serán capaces de ayudar de la misma forma a sus hijos… Esto significa que vamos a vivir en un mundo de personas mayores, con cada vez menos jóvenes, que tendrán un destino mucho más duro…grecia crisis

Pero hoy nadie habla de ese futuro. Por el contrario, escuchamos a los xenófobos y los partidos de extrema derecha, que en todos los países europeos siguen creciendo en cada elección, ya que fomentan la frustración y el miedo. Lo que hacen es llamar a un retorno a un ayer mejor, a una Europa pura, mientras que piden deportaciones para  que de este modo dejen los empleos para los europeos… y los políticos en el poder, entran en su juego, en lugar de discutir una política seria sobre inmigración.

La diferencia entre los estadistas del  pasado de europeo, Konrad Adenauer, Guido De Gasperi, Robert Schuman, es que fueron capaces de tener una visión y comunicarla a sus ciudadanos, como abandonar el nacionalismo a favor de un sueño europeo, ideales radicalmente ausentes en la actualidad. El referéndum holandés contra Ucrania (un regalo inesperado para Putin, que además de ser un jugador inteligente también tiene mucha suerte ), acelerará la decadencia de Europa. Los escándalos de la participación masiva de líderes políticos de los fondos secretos de Panamá, también acelerarán el declive de la legitimidad de la clase política y por lo tanto de la democracia. Las elecciones estadounidenses van en esa dirección.

Ted Cruz, que es una encarnación moderna del Gran Inquisidor Tomás de Torquemada, un sueño para el ISIS, se ha convertido en la solución para Donald Trump.  En una campaña que tendrá un costo de más de 4 mil millones de dólares, unos pocos donantes cubrirán básicamente los costos. Los hermanos Charles G. Koch y David H. Koch, los reyes de carbón, han anunciado una inversión de 900 millones de dólares.

Si  gana un republicano, podemos olvidarnos de cualquier intento real para controlar el cambio climático, que ya está olvidado, a pesar de las evidencias alarmantes de la catástrofe que se viene encima.eeuu candidatos-republicanos2

En un mundo normal, un verdadero estadista intentaría motivar a los jóvenes para mirar hacia su futuro. El crearía nuevas alianzas, más allá de  la política y de la edad, que observen al pasado con el intento de dar forma a un debate sobre el futuro.

La tragedia de Idomini no sólo es un crimen contra la humanidad y los valores de justicia y solidaridad: se trata de un delito de estupidez y de cinismo … un crimen cometido en contra de los jóvenes europeos, que no están conscientes de su mundo futuro.  Federico Mayor tiene razón, cuando dice que el Banco Central Europeo no tiene ningún problema para agregar 20 mil millones de euros por mes a los ya 60 mil millones que van al sistema financiero, lo que muestra claramente dónde están las prioridades … la generación traicionada va adelante, ante la indiferencia general.

Tan solo más tarde la historia hablará de Merkel, François Hollande,  David Cameron,  Mariano Rajoy,  Matteo Renzi y Mark Rutte, como los que veían a la política como una muleta para su supervivencia en lugar de una herramienta para un mundo mejor … pero ya será demasiado tarde…

*Periodista italo-argentino. Co-fundador y ex Director General de Inter Press Service (IPS).

Lascia un commento