El legado de 2013

En este momento de esperanza en lo que el nuevo año puede ofrecernos, sería útil examinar el legado que acarreamos desde el año que acaba. Fue un año lleno de acontecimientos: las guerras, el aumento de la desigualdad social, las finanzas sin control, la decadencia de las instituciones políticas y la erosión de la gobernabilidad global.

Italia nunca defrauda

Italia nunca defrauda. Mientras el mundo entero miraba en directo el discurso de Barack Obama, entre Nápoles y Roma se desarrollaba un espectáculo tragicómico imposible en otro lugar. El protagonista se llama Nicola Cosentino, tiene 54 años y sus amigos –también los de la Camorra– lo llaman Nick El Americano.

Ya con 19 años fue concejal de su pueblo, Casal del Príncipe, cuna del poderoso clan de Los Casaleses, y desde entonces su carrera política no hizo más que crecer a la sombra –perdón por la expresión­de Silvio Berlusconi.