Una Alemania fuerte, una Europa débil

Las elecciones alemanas han ocultado la ruptura entre el Norte y el Sur de Europa. En los últimos tres años todos han estado obsesionados con la crisis griega, luego por la irlandesa, por la portuguesa, por los declives francés y español y por el estancamiento italiano causado por la ingobernabilidad del país.

Retrocediendo hacia la era victoriana

Un informe reciente del Centro de Análisis de Exclusión Social en la London School of Economics prevé que, de continuar el ritmo actual de desigualdad, Gran Bretaña volverá a vivir en 2025 la realidad social injusta que la caracterizaba a fines del siglo XIX. En otras palabras, ¡estamos retrocediendo a los tiempos de la reina Victoria!